Noticias y artículos

Aprende cosas nuevas de tu automóvil

Categorías

Ventajas de los vehículos eléctricos

La industria de los vehículos eléctricos crece de forma acelerada. Se espera que para 2025 circulen en el mundo más de 68 millones de autos de este tipo (entre híbridos, semihíbridos y totalmente eléctricos).

La penetración de este transporte en el mercado radica, en gran parte, en las múltiples ventajas que estos ofrecen. A continuación, presentamos algunos de sus importantes beneficios.

Protegen el medio ambiente
El auto eléctrico no necesita de combustión interna para funcionar. Por lo tanto, no emite gases nocivos ni partículas contaminantes que incrementan el calentamiento global y afectan la salud de seres vivos. La Agencia Internacional de Energía estima que para cumplir con los objetivos climáticos del Acuerdo de París, al menos el 40% de las ventas de vehículos deben ser de modelos eléctricos.

No son ruidosos
Los motores eléctricos son menos ruidosos que los de combustión generando confort al conducir. Adicionalmente, disminuyen la contaminación acústica, una de las causas de la pérdida de audición sufrida por más de 360 millones de personas en el mundo de las cuales 32 millones son niños.

Son económicos
El costo por kilómetro de los automóviles eléctricos es sustancialmente inferior al de los automóviles de motor de combustión.

Aunque el rendimiento depende del modelo, el valor final del consumo de energía de un motor eléctrico resulta menor que el de un modelo a gasolina o diésel. Esto resulta una ventaja, considerando el importante gasto que destina un conductor en bencina.

Ofrecen conducción confortable
Los autos eléctricos no tienen sistema de transmisión de marchas, ya que su motor funciona gracias a un solo cambio que avanza de velocidad progresivamente de manera similar a los vehículos automáticos. Lo anterior, le otorga comodidad y sencillez a la conducción.

Son seguros
Los modelos eléctricos entregan igual o mayor seguridad que los de motor de combustión. Cuentan con los mismos elementos de chasis y pueden ser equipados con asistentes de ayuda a la conducción como ABS, control de estabilidad ESP, frenado automático, detector de peatones, entre otras funcionalidades.

Por supuesto, también tienen elementos de seguridad pasiva, como airbags. Pero, su plus adicional radica en que las baterías, ubicadas en la parte baja, reducen el centro de gravedad. Eso le da al auto mayor estabilidad y disminuye la posibilidad de volcamiento. Además, es necesario entregarle protección adicional en el lugar de las baterías permitiendo soportar mucho mejor que los modelos tradicionales un choque lateral.

Necesitan poco mantenimiento
Los motores de combustión tradicionales se conforman de cientos de partes, que de no ser remplazadas antes de que acabe su vida útil, pueden ser objeto de daños considerables. Al motor eléctrico lo conforman menos piezas. Esto se traduce en un costo de mantenimiento mucho más bajo.

Estas ventajas son las que están potenciando la adquisición de vehículos eléctricos por parte de los conductores, motivados por una conciencia ambiental, el resguardo de su seguridad y su economía. Bajo ese contexto, en Latinoamérica varios fabricantes han incursionado en este mercado con autos de calidad, por lo que es de esperar que en un futuro no muy lejano comiencen a tener preponderancia en el parque automotor nacional.

¡Más info aquí!